Llegué a Cuzco después de mis 15 horas de autobús… y no me dió “el mal de altura” pero estuve 2 días atontada y el malestar de estómago me ha durado casi 1 semana, ya estoy mejor y adaptada. Me habían avisado que tenía que tener cuidado con los taxis y con los alojamientos, que a veces te llevan a otros sitios y no te das cuenta, yo no lo entendía… pero lo viví en primera persona.

Cuando llegué me equivoqué con la dirección y fui a otro hostal, al llegar y preguntar por mi reserva me dijeron que si, y nos dieron la habitación, estuve todo el día atando cabos porque había algo que no me cuadraba y finalmente me decidí a llamar al contacto que tenía y descubrí que no era dónde estábamos alojadas jajajaja no me lo podía creer!!! y mis amigas se morían de risa así que fuimos al hostal dónde estábamos alojadas, recogimos las cosas y nos mudamos a dónde realmente teníamos la reserva que era el hostal dónde iba a estar durante la estancia de mi voluntariado. Al día siguiente recogimos y nos fuimosde ruta turística, vimos Pisac, Chinchero, Ollantaytambo y al finalizar el día cogimos un tren a Aguas calientes para subir al día siguiente a Machupicchu.

 Chinchero

Pisac 

                     

El día que nos hizo fue expectacular, pudimos pasear tranquilamente por todos los restos arquelógicos, en cada resto arqueológico siempre hay templos dedicados al Sol, a la Luna, a la Pachamama… y es fácil distinguirlos porque son construcciones mucho mejor terminadas que el resto de las construcciones. Ollantaytambo me encantó, apenas estuvimos tiempo pero creo que es el sitio que más merece la pena visitar, tanto por los restos arqueológicos como por la ciudad y los restaurantes chiquititos vegetarianos y riquísimos que puedes encontrar. Subir aguas calientes en tren es la opción más costosa pero si quieres hacer una ruta y aprovechar bien el tiempo no tienes más opción En Aguas calientes todo es bastante caro, nos alojamos en un hostal muy cerca de dónde cogeríamos el bus a las 5:30 de la mañana del día siguiente y dimos un paseo, cenamos en el indio feliz, sin palabras!!!!! la comida más que rica, expectacular.

  

Ese día nos esperaba Machupicchu, la subida a Waynapicchu y la vuelta a Cuzco, igual, el tiempo fue inmejorable y Machupicchu simplemente expectacular.

 

 

          

  

  

  

 

 

 

El viaje prosiguio, fuimos a Puno, lago Titicaca, isla Amantini y Taquile y finalmente fuimos al Cañon del Colca.

Mucha parte del viaje ya venía planificado desde España pero mucho lo hemos ido haciendo sobre la marcha, hemos madrugado todos los días, cuando digo madrugar me refiero a las 5 de la mañana …. y la verdad que hemos disfrutado mucho la comida Peruana, siempre mirando guías y dejándonos aconsejar hemos llegado a encontrar restaurantes muy buenos.

 

 

 

 

  

  

  

  

  

  

  

   

  

  

  

Yo estuve un poco nerviosa porque sabía que eran sólo 10 días con ellas y que luego ya finalmente si que me quedaba sóla, para mi era inevitable sentir un poco la preocupación y la incertidumbre de si estaba bien quedarme y no voy a negar que en algunos momentos pensé que me volvía con ellas,

Finalmente después del Cañón nos fuimos a Arequipa y desde Arequipa empezamos la vuelta.

Volví con Marta a Cuzco y al día siguiente me quedé en el Hostal, era sábado, el lunes comenzaba el voluntariado.

No puedo describir la sensación cuando Marta se fue, por supuesto lloré un buen rato, me quedaba en Perú en un hostal precioso pero con mucha incertidumbre, aquí iba a dormir en habitaciones de 10 personas con baño mas que compartido y sin saber realmente si el proyecto con niños me iba a gustar o no, si me iba a sentir cómoda en esta situación… desde el principio siempre pensé que alguien al final se vendría conmigo, que alguien a última hora (sobre todo Marta) me diría que me acompañaba y allí estaba, esperando el taxi para que ella se fuera y yo empezaba mi voluntariado de 4 meses, finalmente sola de verdad.

Ahora lo escribo casi 3 semanas después y lo escribo con una sonrisa en la cara pero aunque quizás el que lo lea no lo entienda. incluso yo ahora lo veo de otra manera pero fue bastante duro para mi.