Mi equipaje: Mochila con 4 pantalones, un abrigo, 5 camisetas de tirantes, 4 de manga larga, 3 jerseys finitos, 2 sudaderas, saco de dormir, aseo, 2 zapatillas, calcetines, ropa interioir, kit de supervivencia y…. unos tacones 🙂 no sé si los usaré o no, pero es que tenía que meterlos, demasiada camiseta y zapatillas, necesitaba algo femenino porque la idea de no ponerme tacones en 4 meses me desconcertaba… aunque no los use se que están ahí.

Con eso tengo que organizarme mínimo 4 meses y lo que vea que no uso lo iré dejando porque la verdad que la mochila pesa bastante y no sé como voy a cargar con tanto peso.

La mochila ocupa como uno más, apenas entrabamos en el ascensor jjj

 

He salido esta mañana a la 13:00 de Madrid, el vuelo han sido12 horitas de nada… El plan para estos meses es estar estos primeros 15 días de junio visitando lo más importante de Perú, con unas amigas que vienen ( les agradeceré siempre que hayan querido acompañarme en los inicios ) y el 15 de Junio entro en Cuzco a colaborar con un centro de educación para niños

En Julio me iré a Lamay, una aldea que está cerca de Cuzco a un centro que pertenece al mismo proyecto.

La sensación esta vez es extraña porque me siento demasiado normal, parece que estoy viajando a cualquier sitio de España, ni siento miedo, ni incertidumbre ni nada raro, es la primera vez que voy tan lejos y sola y casi no he preparado nada pero estoy muy tranquila.

En el avión se ha sentado al lado mía una chica francesa que también viaja sola, con mochila y va muy cerquita de donde estaré yo, hemos estado hablando.

Me he sentido muy bien hablando con ella y escuchando todo lo que me ha contado, ya es la segunda vez que viene a Perú y tenía una cara de felicidad contando su primer viaje como hacía tiempo que no veía a alguien poner esa cara contando algo, me ha llegado… ella se va ya para Cuzco pero imagino que la volveré a encontrar más adelante.

Ya estoy instalada en el hotelito que tengo para estos días, me voy a dormir ya para mañana empezar el día con fuerza que aquí hay mucho por ver y tengo que aprovechar, tengo varios planes en mente pero hasta que no vea como van no lo iré publicando para no volveros locos.

Lo que más me ha llamado la atención hasta el momento es que hay muchísimos gatos, la gente parece adorarlos, el parque está lleno de gatos e incluso en el hostal hay uno de mascota 🙂

gatos

gatos en parque Kennedy

Sobre todo he escrito este post para decir que estoy bien y muy contenta de haberme venido.

sala hostal

Sala desde donde estoy escribiendo