Llegué, por fin llegué,Llegué, por fin llegué, tanto tiempo sabiendo que me iría y cuando estaba en la cola de embarque no me podía creer que había llegado el día, me sentía feliz 🙂 oficialmente no vivo en ningún sitio  🙂

Los primeros días decidí pasear sola por la ciudad, ya he estado en Londres muchas veces y me resulta familiar así que quise pasear y ordenar un poco la mente, colocando cada cosa en su sitio y tomando té en cada sitio que veia “bonito” no os puedo describir el frío que hacía, ya parece que estoy un poco más aclimatada pero cada vez que salgo a la calle se me corta el cuerpo.

 

Puente de Westminster

 

 

La maleta tiene muchos errores:

-Error Número 1: llevo 12 años con la misma cafetera que me la llevo allá dónde voy y en el último momento decidí no echarla!!! parezco nueva! no soy nadie sin el café de la mañana así que nada, ya he comprado una 🙂

 

Comprar una cafetera y encontrar en el super mi café favorito... no tiene precio

Comprar una cafetera y encontrar en el super mi café favorito… no tiene precio

 

-Error Número 2: Me vine sin jabón para la cara ni cremas ni nada, no se dónde lo eché pero me he dado cuenta que es indispensable, y esto me ha hecho sentirme un poco mayor, para colmo tuve que ir al super a comprar pasta de dientes…. sin comentarios.. no eché ni uno de los miles de tubitos de viaje que tenía por toda la casa!!! son cosas que no tienen explicación jjjjj por supuesto compré colgate 😉

-Error Número 3: Es imposible viajar cómodamente con 38 kilos de equipaje :))  tengo que reducir drásticamente la maleta para sudamerica

Mi objetivo principal en Londres es aprender inglés y cocinar, si, cocinar… 8 años comiendo a diario en la calle queriendo comer cada día más sano y frustrándome por no conseguirlo me han llevado a querer aprovechar aquí para poner en práctica toda la teoría que tengo en mi cabeza, aquí, en Londres, tengo la oportunidad de cocinar lo que quiera, hay tiendas enormes dónde encuentras de todo y poco a poco iré cocinando todo lo que me ha enseñado mi hermana Olga, lo que he aprendido en los cursos que he hecho y lo que he ido leyendo en los libros que compré de macrobiótica.

Llevo sin comer carne ni lacteos de manera más estricta desde el pasado verano, y soy consciente de que no consiste solo en dejar de comer carne sino que hay que equilibrar muy bien las comidas, y en ello estoy, desde que dejé la carne y los lacteos me siento mucho mejor después de estos meses en Inglaterra, cuando vuelva en abril a Madrid, me haré unos análisis para ver que tal lo estoy haciendo, de momento me siento mejor, aunque claro influyen muchos factores en eso de sentirme mejor no todo es aimentación pero imagino que cada cosa cuenta

Burrito de col con arroz verduitas y lentejas rojas

Burrito de col con arroz verduitas y lentejas rojas

 

Mientras cocino tengo tiempo  de pensar , ya he escrito a varías organizaciones que trabajan con animales en Perú y en Argentina y estoy esperando que me contesten, organizaré la ruta en función de cuando me contesten y lo que me ofrezcan.

También he empezado las clases de Inglés, clases de Tango y ya he buscado dónde se baila salsa, aquí parece que se baila todos los días, empezaré el lunes… tengo ya los zapatos ahí preparados para gastarlos en la pista 🙂

Nunca había disfrutado tanto de tener tiempo, es una sensación muy  buena